CONMEMORACIÓN DE LA MASACRE LA FINCA OSAKA

CONMEMORACIÓN DE LA MASACRE LA FINCA OSAKA

<?php echo do_shortcode(‘

Un 14 febrero de 1996 hombres armados detuvieron un bus en los que se transportaban mujeres y hombres que laboraban en la fincas Osaka. Los bajaron, los enfilaron, preguntaron qué labores desempeñaban y los separaron en grupos. Aprovechando la distracción de los subversivos, un trabajador pensó que podía escapar entre las plantaciones y corrió, pero los sanguinarios se ensañaron contra él y descargaron sus armas. Su cuerpo yació entre la tierra húmeda. El pánico se apoderó de los trabajadores, quienes no dudaron en correr entre las balas para salvar su vida. Los sobrevivientes hoy pueden contar la historia gracias a que fingieron estar muertos y se escondieron en los canales, donde el pantano se mezclaba con la sangre de sus compañeros.

Hoy, cuando se cumplen 23 años desde aquella masacre en la que murieron 11 trabajadores entre hombres y mujeres, se conmemoró, en dicha finca, una ceremonia en nombre de las víctimas y sus familias. En este acto, promovido por el sobreviviente de ese hecho y comité obrero de la seccional Carepa de sintrainagro, Jose Humberto Moreno, se recordó el hecho y se reflexionó acerca de la importancia de que el estado garantice que hechos como este no vuelvan a suceder ni en Urabá ni en Colombia, y para esto es de vital importancia el cumplimiento de los acuerdos de paz. Desde los 45 años de Sintrainagro han muerto 1.300 trabajadores y líderes sindicales.